CONCESIONARIO OFICIAL HYUNDAI PERU

GLP o GNV

La alternativa del gas como combustible es bastante seductora para quienes deseen reducir los costos de sus vehículos. El siguiente paso es decidir cuál de las dos opciones elegir: Gas Natural Vehicular (GNV) o Gas Licuado de Petróleo (GLP).

Uno de los primeros factores a tener en cuenta es el geográfico. Esto debido a que el GNV se encuentra principalmente en Lima y su distribución todavía es escasa en provincias. Eso quiere decir que si el auto no será utilizado mayormente en Lima la opción es convertirlo a GLP.
También es necesario evaluar el factor económico. La instalación de un equipo GNV bordea los 2.400 dólares, mientras que el sistema de GLP ronda los 1500 dólares. Eso sí, el GNV es un poco más barato que el GLP, diferencia que se ha reducido por las últimas alzas en el precio del primero (S/.1, 60 frente a S/.1, 80, aproximadamente).

Cabe resaltar que antes de convertir el sistema de alimentación a GNV o GLP, es importante verificar si es que el motor y sistema de refrigeración de su auto se encuentran en buenas condiciones. Esto para que la inyección de combustible sea la correcta y se alcance la temperatura adecuada para la combustión.
No olvide que al convertir su vehículo debe registrar el cambio en su tarjeta de propiedad. Además, enciéndalo y apáguelo siempre con el combustible convencional para que las cañerías por donde pasa tengan la temperatura adecuada para el gas.

GNV: Algunas razones de por qué este combustible es ideal para tu auto

El GNV alarga el tiempo de mantenimiento del motor y reduce sus costos.
Este combustible alternativo tiene mayor octanaje que la gasolina por ende mayor potencia y mejor rendimiento.
Uno de los puntos a favor del GNV es la capacidad de almacenamiento que permite. Al tener menor humedad que otros gases, permite que mayor cantidad pueda ser almacenado en un tanque. Esto a su vez resulta en un aumento considerable de la autonomía del auto.
Ahora, si nos centramos en el dinero, este gas es 80% más económico que la gasolina y 50 % más económico que el diésel y GLP. El GNV nos permitiría ahorrar entre un 40% y un 55% de combustible. Es cierto que la implementación del sistema para usarlo puede resultar costosa, pero se amortiza con los bajos precios de dicho carburante.
Finalmente, si tienes conciencia ecológica, pero no te alcanza para comprarte un auto híbrido, el GNV puede satisfacer tus preocupaciones medioambientales.
Usando este combustible reduciremos en un 85 % las emisiones de óxido de nitrógeno (NOx), 25 % las de monóxido de carbono (CO) y en 50% la emanación de dióxido de carbono (CO2).

GLP: Algunas razones de por qué este combustible es ideal para tu auto

1. Tanque más liviano
El GNV es un combustible que se acumula a presiones muy altas, lo cual implica el uso de un tanque más grueso y pesado. El GLP, en cambio, a pesar de sus componentes, se almacena a presiones más bajas y en cilindros más livianos.
Además, estos tanques suelen adoptar más formas, como los toroidales -en forma de llanta, que algunos colocan en lugar del neumático de repuesto para aprovechar mejor el espacio de carga en el vehículo.

2. Instalación más barata
Mientras la instalación de un equipo para el uso de GLP cuesta alrededor de US$ 1500 (incluye kit de conversión, tanque y mano de obra), la del GNV bordea los US$ 2,400, una diferencia abismal de hasta un 100%.

3. Estaciones a nivel nacional
El GLP está presente en grifos a nivel nacional. Si eres de los que suele usar su auto para emprender viajes fuera de Lima, el gas licuado es tu opción a elegir. En el caso del GNV, lo tenemos en la capital y algunas provincias costeras, lo cual es una de sus principales limitaciones.